VICTOR

LUSQUIÑOS

ARQUITECTO

   
 
 
Víctor Lusquiños arquitecto   1977 Nace en Arenys de Mar. 2001 Desde el 2001 ha colaborado con diferentes
despachos y arquitectos en la realización de
proyectos básicos y ejecutivos.

Colaboraciones realizadas en:
2001 Estudio Tribuna, Arenys de Mar
2001 Daniel Romeo Lorenzo,Barcelona
2002 Javier Jambrina Varela,Vilassar de Mar
2002-2003 José Carlos Elipe Maicas,Teruel
2010 Jordi Baró Angás, Barcelona
2003-2011 Matías Marzo y Manuel Mora,Barcelona
CLOT ARQUITECTURA

2011-2017 Barcelona Connecting Architecture SLP, Barcelona
2012-2017 David León Iñigo. Arquitecto, Cornellà de Llobregat.
2004 Arquitecto Superior por la ETSAB
(Escuela técnica superior de
Arquitectura de Barcelona).

Colegiado del COAC (Colegio oficial
de arquitectos de Catalunya)
 
1999 Durante su etapa universitaria,
forma con 5 compañeros el estudio
de arquitectura  
NEA  con sede propia
en Barcelona y Celiahaus como obra representativa.
 
2004 Desde el 2004 ejerce como profesional
autónomo.

Trabajos propios:Proyectos básicos y
ejecutivos en diferentes ámbitos,
levantamientos planimétricos,
concursos, maquetas, renders.
2002-2013 Participación en concursos de diseño y
arquitectura.

Ha expuesto sus trabajos en Bilbao,Santiago de
Compostela, Teruel y Madrid y ha sido publicado
en numerosos medios internacionales.

"Arquitectura es desnudar una idea, para vestir la materia"

Víctor Lusquiños
FILOSOFÍA

Aspiro a lograr con tan solo una de mis obras, la sensación de gozo interno que produce la observación de contadas obras de arte, porque entiendo la arquitectura como arte. Un arte que va de la mano de la técnica para consolidar su función final: el habitar.

El cliente, de todo tipo y condiciones varias, ha de sentir esta sensación de bienestar , redescubrir texturas y matices diariamente, porque la obra y él cambian y se desarrollan a lo largo del tiempo. Mi trabajo es garantizar la calidad de éste dialogo continuo entre persona y entorno.

El inicio incierto ante el papel en blanco crea un camino, no exento de obstáculos en los que uno aprende que tan importante es el recorrido como la llegada. Afronto los retos iniciales con la ilusión del niño que tiene infinitas cosas por descubrir y aprender. Disfruto combinando volúmenes, guiando la luz, marcando ritmos que luego se interrumpen, creando reflejos, combinando materiales y texturas...

El respeto a lo existente, es la premisa inicial y los nuevos proyectos surgen del análisis del entorno y en éste aspecto radica la autenticidad y exclusividad de cada obra. La respuesta a un programa, a un entorno, a unas sensaciones confluyen en un concepto base que sirve de guía y orden a lo largo del proceso. De la fidelidad a esta premisa dependerá el orden y la rigurosidad del resultado final.